13.jpg

El Viacrucis de San Lorenzo

En San Lorenzo Tezonco también tiene lugar la representación de la Pasión de Cristo. Pero a diferencia de lo que ocurre en Iztapalapa, aquí el recinto eclesial tiene una importancia capital. La capilla del Pocito es convertida en la cárcel donde encierran al Cristo de la representación. La crucifixión se lleva a cabo en los pies del volcán Yohualiuhqui.

Los carnavales

Varios de los pueblos originarios de Iztapalapa conservan la tradición del carnaval en los días anteriores al miércoles de ceniza. Los más importantes de los carnavales iztapalapenses son el de San Lorenzo Tezonco, Culhuacán el de Santa Cruz Meyehualco y el de Santa María Aztahuacan.

En ellos, la gente se organiza por comparsas que toman por asalto las calles para bailar y desfilar con sus carros alegóricos.

Generalmente, las autoridades tradicionales de estos pueblos tienen que ofrecer alimentos a los participantes de las comparsas.

En algunos casos se celebra alguna feria paralela al carnaval, y casi siempre concluye con un baile popular en alguno de los espacios públicos de la localidad.

Las fiestas patronales

Casi cada una de las colonias, pueblos y barrios que se levantan en su territorio tienen una fiesta patronal. Pero sin duda, hay algunas que destacan por su antigüedad, su complejidad y su colorido. Entre ellas, destacan las de San Andrés Tomatlán; La fiesta de la Santísima Trinidad en Culhuacán; la del 3 de mayo en Santa Cruz Meyehualco; la de San Lucas, patrono del Pueblo de Ixtapalapa; la del 12 de diciembre en San Lorenzo Tezonco.