capupalpamdemendez1.jpg

Calpulálpam de Méndez es una población de 1500 personas aproximadamente. Está situada en la Sierra Norte de Oaxaca, a 70 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, esto es, al sur del país. Esta semana obtuvo el reconocimiento del estado mexicano como “Pueblo Mágico”. El programa de Pueblos Mágicos tiene el propósito de armar circuitos y rutas turísticas hacia las localidades que reflejen las costumbres, tradiciones y la magia del pueblo mexicano.

Uno de los atractivos de ésta comunidad es el templo dominico de San Mateo, que data de fines del siglo XVII y principios del XVIII. Posee una fachada sencilla, mientras que en el interior se conserva un alfarje de madera y una hermosa colección de retablos de los siglos XVIII y XIX. El del altar principal, dedicado al santo patrono del templo y de estilo barroco salomónico, está formado por un conjunto de 14 pinturas de temas religiosos.

En esta región se encuentra la una buena parte de bosque de niebla (mesófilo) del país, casi 168,000 hectáreas bien conservadas en 91%. En este bosque existe la mayor densidad de diversidad de especies de México. La comunidad de Calpulálpam aprecia la riqueza natural de su entorno, revisando en asamblea que los proyectos nuevos no impliquen poner en riesgo el bosque.

Sierra de Juárez
Se pueden realizar caminatas en frescos senderos de pinos y encinos, bicicleta de montaña, tirolesa y montar a caballo. Además, recomiendo visitar la clínica de Medicina Tradicional, la cual ofrece tratamientos para reestablecer la salud con técnicas milenarias heredadas por los zapotecas, importante cultura en la época precolombina. Los remedios usados son de la herbolaria, masajes terapéuticos, limpias, así como el ancestral baño de vapor o temazcal que ayuda a curar el alma y el cuerpo.

Complementando todo esto, en Calpulálpam se disfruta de la gastronomía regional y la artesanía local, ya que la comunidad se dedica elaborar vestidos coloridos y demás artículos en lana. En fin, un verdadero zambullido a la mágia de un pueblo único.

Calpulálpam significa en náhuatl «En las tierras del barrio»